Ya empiezan a vendernos métodos para desengancharnos del móvil, y se parecen demasiado a los que nos vendieron contra el tabaco

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Mobile

Es arreglado factible que estés leyendo esto en la pantalla de tu móvil. Es poco natural: lo llevas además a todas horas, es pequeño, cómodo y rápido. Tal ocasión demasiado. A veces está tan a don que cuesta dejar de consultarlo con todas esas notificaciones sonando carente parar. A ley que crece su utilización además surgen mas y mas avezados dispuestos a curar tu “tecnodependencia”.

El amovible es una mas reciente droga, según afirman los defensores de toda una abundancia de tratamientos contra la adicción tecnológica: cambios de hábitos, estrategias educativas, ejercicio, hipnosis, libros… En unos cuantos casos hay un Claro® paralelismo con el tabaco en en qué grado a curas y terapias. ¿Pero íntegramente esto posee algún sentido? Lo mas adecuado será empezar por entender que es una adicción y por qué numerosos psicólogos no están de convenio en que se use este aniversario accionista a los móviles, a Internet o a los videojuegos. ¿Entonces, para qué sirven estas terapias?

¿Qué es en materialidad una adicción?

Hasta en el planeta gremial se usa en ocasiones la compromiso adicción de apariencia indiscriminada. Pero si nos ceñimos a la definición clínica de adicción, englobado en el trastorno por consumo, según la definición mas moderna, esta ha de consumar 3 criterios: un patrón problemático de consumo, la manifestación de la abstinencia y una tolerancia creciente. El 1º es el aspecto mas insustancial y reconocible, ya que con la adicción llegan los comportamientos extraños.

La andoba deja de realizar su vida normal, no puede contener su irrefrenable apuro de satisfacer la adicción, viene a poseer un comportamiento impulsivo, etc. La abstinencia, numerosas veces confundida con otros síntomas, ocurre en el acierto no se atiende a dicha necesidad, lo que provoca una reacción negativa debido a que el aparato nervioso no está obteniendo una abanico de señales químicas provocadas por el utilización de las sustancias adictivas.

Mobile 3

Por último, la tolerancia es un factor crucial y que surge con la modificación del aparato nervioso. Cuanta mas grande es la cuantía de sustancias químicas que estimulan adagio sistema, mas se adapta este. Con el asamblea se requiere aún mas de ellas para provocar el semejante estímulo, aumentando la dependencia y el daño causado. A esto nos referimos con tolerancia. En una adicción han de darse estas 3 condiciones.

Si comparamos el utilización del tabaco con el del móvil, 2 cosas que podrías acarrear en estos instantes en tus bolsillos, es fácil entender una desacuerdo esencial: en 1 de ellos existe un componente químico ludico externo. En el distinto no. Por tanto, mientras que la nicotina es la encargado de estos 3 criterios, el móvil, en principio, no puede serlo. ¿Significa que no puede existir un inconveniente con su uso?

Problemas con los móviles, ¿trastorno, adicción o ausencia de lo anterior?

En los últimos años el debate ha ido escalando. Especialmente con la proposición de inclusión administrativo de la “adicción a los videojuegos” en la futura Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-11). En ella se recoge una lista de enfermedades reconocidas por la Organización Mundial de la Salud y la mas reciente estampación podría afianzar el reconocimiento de esta patología.

Para la doctora Rosario Linares, psicóloga de El Prado Psicólogos, existen claras evidencias de que hay personas adictas a los móviles y al utilización de las mas recientes tecnologías: “Es demasiado mas insustancial en adolescentes. Son los padres los que se dan recuento del problema”, comenta para Xataka. “En este asunto las consecuencias, encima todo, suponen inconvenientes con la familia y un abajo utilidad en los estudios”.

Por su parte, el psicólogo Eparquio Delgado, del Centro Psicológico Rayuela, no cree que sea beneficioso llamar adicción al comportamiento accionista a los móviles. “En el rastro de Madrid hay una placita adonde la gente queda para intercambiar estampas de fútbol. El incomunicación es una auténtica pasada, con gente que posee una afición brutal”.

“Yo he popular el asunto de una andoba cuya vida llegaba a girar, literalmente, en torno a coleccionar e intercambiar estampas”, nos explica Eparquio. “¿Diríamos que las estampas provocan adicción por casos tan este? Porque a posteriori están las consecuencias de llamar a poco ‘adicción’. Si las estampas de fútbol la provocan, ¿entonces qué hacemos?”.

moviles adicción

“El tabaco sabemos que sí y, por tanto, lo advertimos en la cajetilla, limitamos el llegada a los menores de edad, etc“, continúa el psicólogo. “Sabemos que las apuestas pueden transformarse en un inconveniente patológico y podemos limitar la llegada a las salas… es decir, viene un instante en el que podemos decretar límites. ¿Pero qué hacemos? ¿Establecemos límites a las estampas de fútbol?”.

¿Y a los móviles? Nos preguntamos nosotros. Como comenta el experto, 1 de los grandes inconvenientes está en la definición de adicción proveniente en los documentos de referencia, tan el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM) de la Asociación Americana de Psiquiatría, 1 de los mas primordial y reconocidos por el planeta de la psicología y en el utilización verdadero que se hará de la palabra.

“Creo que se usa achaque el aniversario adicción por aviso de los profesionales. Y es lo que me preocupa”

“Creo que se usa achaque el aniversario adicción por aviso de los profesionales. Y es lo que me preocupa. El que se le dedique a poco demasiado asamblea no es, por definición, una adicción. Estamos asumiendo que hay poco en la propia movimiento que es adictivo. El tabaco no es adictivo, lo es la acción, fumar. Podría ser ludico determinado utilización del móvil. Pero es que el amovible se puede aprovechar para cientos de actividades.

¿Qué es exactamente lo ludico del móvil? El inconveniente no es este. El inconveniente es que tenemos una herramienta que nos sirve para un montón de cosas para las que previamente usábamos otras herramientas o sencillamente estas no existían”, afirma Eparquio. “Está ocurriendo que los adolescentes, y las personas adultas, en numerosos casos, están dedicando mas asamblea a las movimientos con el amovible que a otras. Pero eso constantemente ha pasado. Antes eso ocurría con la tele o inclusive con el teléfono fijo”.

Hipnosis, ejercicio y otras terapias para curar la “nomofobia”

Nomofobia es un neologísmo acuñado a lo largo de la primera década del año 2000, que hará alusión al alarma irracional a salir de arquitectura carente el teléfono móvil. Durante el semejante periodo brotó una preocupación creciente encima la adicción generada por estos dispositivos en nuestras vidas. Y con este miedo, además viene el negocio.

“No hay nadie inconveniente en expresar ‘soy adicto al móvil’ de apariencia coloquial”

En apreciación de Eparquio, el aniversario de “adicción” se está utilizando con finalidad publicitaria. “No hay nadie inconveniente en expresar ‘soy adicto al móvil’. El inconveniente es aprovechar este aniversario tal y tan lo reconocemos científicamente. Y eso lo están realizando los profesionales y determinados organismos que visualizan un filón en íntegramente esto”.

A aniversario de actualidad existe toda una abundancia de artículos para combatir este supuesto problema, lo que adjunta tratamientos que van desde el ejercicio físico a la hipnosis. Su finalidad es constantemente la misma, reducir el consumo luchando contra el comportamiento disruptivo que se le asocia.

Entre dichos productos, tan decíamos, están los books de autoayuda cuyo enfoqueacostumbra ser constantemente el mismo: pensamiento positivo, estrategias unipersonales, reflexiones subjetivas encima comportamientos sociales… estos libros, tan ya hemos comentado en mas de una ocasión, nadan en la pseudociencia mas simpática (e inútil). Por supuesto, las técnicas vendidas en estos books además pueden hallarse en Internet, poco que no deja de ser irónico por su concordancia con los dispositivos que aire objeto de la supuesta adicción.

nomofobia

Las terapias mas comunes, dirigidas por un profesional, suelen promover el alteración de hábitos, inculcar estrategias de uso, imponer restricciones… las mas responsables abogan por agenciárselas el origen de un factible trastorno y educar a la andoba para no dejarse acarrear por un comportamiento disruptivo. “Primero hay una fase de psicoeducación y toma de conciencia del problema, de inclusive qué acierto está afectando a la vida de la andoba que sufre la adicción”, nos comenta la Dra. Rosario Linares. “Después trabajamos con los disparadores de la conducta adictiva, para que la andoba tome el atención encima ella y que no actúe de apariencia inconsciente”.

“Creo que proclamar de adicción al amovible oculta las verdaderas motivos de por qué lo utilizamos demasiado. Si lo llamamos adicción estamos ignorando que esta conducta obedece a alguna razón“, matiza el psicólogo del Centro Rayuela. Por distinto lado, existen otras propuestas que adjuntan actividades artísticas y musicales o la aproximación al inconveniente desde el acierto de vista cognitivo y motivacional. Todas estas laboran el comportamiento.

La hipnosis además es 1 de los tratamientos propuestos. Esta se puede emplear tan terapia psicológica para el tratamiento de la ansiedad y el dolor. Su utilización tan refuerzo en otros tratamientos conductuales está demasiado de moda. Y con toda esta acumulador de métodos por delante, únicamente cabe la posterior pregunta: ¿cuál es su efectividad?

La vacilación del millón: ¿funcionan?

En 1º lugar, para que funcione posee que haber poco que solucionar, tan decíamos antes. Si aceptamos la evidencia de que existe un trastorno (o una adicción) podemos observar que eficacia poseen estas terapias a la hora de curarlo. “Consideramos que una andoba supera la adicción en el acierto puede usar el amovible de una apariencia equilibrada, carente que haiga una dependencia de este dispositivo”, continúa la Dra. Linares. “Poder salir a la calle carente el amovible o delegación rondar íntegramente un aniversario carente consultar el WhatsApp y carente que esto genere ansiedad es un buen indicativo de que la andoba ha superado la adicción”.

Eparquio, por su parte, afirma al respecto: “Si deseamos tratar el ‘mal utilización del móvil’, que es tan yo lo llamaría, primero tenemos que constatar qué circunstancias hacen que esta andoba decida acaecer mas asamblea con el móvil que realizando otras cosas”.

“El amovible supone un refuerzo, en gran parte, social y hay que descubrir otras formas de agenciárselas la conexión con los demás”

Según la evidencia científica el utilización de tratamientos conductuales de apariencia clínica exhibe efectividad en la cura de ciertos trastornos del comportamiento. Pero el componente fisiológico, tan veíamos, no está detrás de estas terapias. Al carencia no de una apariencia tan nitida tan el tratamiento de una drogodependencia. “El amovible supone un refuerzo, en gran parte, social y hay que descubrir otras formas de agenciárselas la conexión con los demás para que este refuerzo no aprobación necesariamente por el usar el dispositivo”, afirma la doctora.

adiccion moviles

En en qué grado a la hipnosis, existen diversas evidencias de su utilidad contra el dolor, tan decíamos, carente embargo, ¿es útil contra las adicciones? Los estudios apuntan a que la hipnosis clínica no posee demasiado valor a la hora de dejar de fumar, por ejemplo.

También es conveniente recordar que tras el tabaco existe una desacuerdo esencial observación nicotina. Esta sustancia es, lo sabemos a ciencia cierta, demasiado adictiva. Por distinto lado, el problema, opina el psicólogo, no finaliza en una cuestión simple que se solucione con un tratamiento.

“Estamos manejando una idea de adicción que no se atañe con la realidad”, explica, finalmente, Eparquio. “Hablamos que determinado producto o determinada movimiento aire adictivos. Pero depende de las circunstancias. Se poseen que entregar ciertas condiciones asociadas al contexto vital de la andoba para que exista esta patología.

Todo lo que sea tratar una adicción suponiendo que lo único que la causa es una sustancia [o una actividad], ya sea el tabaco o el móvil, es sostener una concepción encima las drogas que pertenece a previamente de los años setenta. ¡Y sigue siendo mayoritaria! Está Claro® que lo que buscamos es un utilización racional del móvil. Pero esto se halla en cuestiones básicas que tienen, incluso, mas que visualizar con la educación. Y en algunas personas que dedican demasiado asamblea al móvil, tan en otras que le dedican demasiado asamblea a las estampas de fútbol, habría que visualizar qué circunstancias en su vida han provocado que le dediquen acierto asamblea en su vida. Pero a eso no le llamemos adicción”, zanja el psicólogo.

Imágenes | Pexels

También te recomendamos

La "adicción a los videojuegos" es un tema serio encima el que tenemos que hablar: ni el alarmismo, ni la negación aportan ausencia

Cómo lograr rondar carencia pendiente del amovible según lo enganchado que estés

La relevancia de la refrigeración en un portátil


La noticia Ya empiezan a vendernos métodos para desengancharnos del móvil, y se parecen demasiado a los que nos vendieron contra el tabaco fue publicada originalmente en Xataka por Santiago Campillo .

Agrega tu comentario