SimCity es entretenido y sorprendentemente real: de este modo lo explica una andoba que diseña ciudades de verdad

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Simcity3

Los juegos de estrategia van mas allí de la diversión y a menudo nos enseñan cosas sorprendentes. Es el asunto de SimCity, el juego de Will Wright que inició su andadura en 1989 y que tuvo en SimCity 2000 una de sus ediciones mas ambiciosas.

Este videojuego posibilita inventar una ciudad desde cero, pero, ¿cuánto se referente al proceso de esquema verdadero de una urbe? Eso es lo que ha desarrollado un gremial del esquema de ciudades que jugaba a SimCity desde niño y ahora, transformado en avezado en este ámbito, reconoce cómo a abatimiento de unos cuantos fallos SimCity es excepcional y se referente sorprendentemente a ese esquema de ciudades en la vida real.

Del juego a la realidad

Dave Amos es un avezado en planificación regional y urbanística que trabaja en California y que es un apasionado de este ámbito. Tanto que ha desarrollado una abanico de vídeos llamados City Beautiful en la que educa a los espectadores encima cómo se construyen las ciudades y qué se posee en recuento en diversos apartados.

En 1 de sus últimos vídeos —vale la pena invertir los 35 minutos que dura— Amos explicaba cómo de fidedigna era la simulación que proporcionaba una partida de SimCity 2000 frente al esquema de una ciudad verdadero y sacaba diversas conclusiones interesantes.

Demasiadas carreteras, mala idea

Por ejemplo, Amos explica cómo el objetivo en SimCity es lograr una ciudad económicamente sostenible: que lo que gastes para mantenerla sea carencia de lo que ingresas a través (sobre todo) de impuestos.

Grid

Construir una ciudad de este andoba posee truco, y 1 de los mas sorprendentemente don reflejados frente al esquema verdadero es el de maximizar la concordancia entre el número de carreteras y el terreno edificable entre ellas.

Como él explica, no posee pesaroso realizar demasiadas carreteras, ya que todas ellas requieren un mantenimiento que implica un precio cada ocasión mas grande si no paramos de construirlas. En lugar de eso hay que descubrir la mejor concordancia para las rejillas de carreteras de apariencia que éstas permitan maximizar el beneficio por zona edificable: ese terreno es el que le dará mas beneficios a nuestro ayuntamiento.

No únicamente eso: tan ocurre en la vida real, favorecer ciudades con carencia tránsito de vehículos y mas zonas peatonales favorece la satisfacción de los ciudadanos. En SimCity esa regla tambien se cumple, y descubrir ese ratio adecuado (en el asunto de Amos, mucho mejor las rejillas de 6×6 que las de 4×4) es 1 de los elementos que apoyan a diseñar una ciudad de apariencia óptima.

Los colores fallan (pero no importa)

También nos argot de cómo las centrales energéticas que aportan energía a toda la ciudad a menudo se pueden colocar a benévola distancia del núcleo urbano, poco que en el juego se puede realizar inconveniente no en la vida real: una ciudad vecina no querrá que gases y otros residuos queden mucho cerca de su zona de influencia, lo que mete una limitación en el esquema de ciudades que en SimCity 2000 por arquetipo no estaba contemplada.

Simcity2

Hay otras curiosidades, tan el realizado de que en SimCity 2000 se manejan colores diferentes para las zonas predefinidas (residencial, comercial, industrial) frente al esquema de ciudades distintos, poco que para Amos fue un pequeño dolor de cabeza: esperaba hallarse con diseños en los que aquellos colores representaban una cosa y en materialidad representaban otra demasiado distinta.

En esa evolución es primordial considerar cómo ese acorde entre gastos e ingresos tambien depende de lo “feliz” que está la gente en su ciudad, y eso depende de las infraestructuras y servicios de los que disponen.

Mantén feliz a la población

Ir construyendo colegios, hospitales o centros comerciales es crucial para realizar que la ciudad evolucione de apariencia adecuada —eso obligará a inventar mas centrales energéticas—, carente descuidar que tambien es primordial conectar nuestra ciudad con otras ciudades, no únicamente para que los ciudadanos no estén “atrapados” en nuestra ciudad, destino que tambien podamos decretar canales de almacén con otras ciudades.

Simcity2000

El juego sorprende a Amos en diversos apartados, encima íntegramente considerando que se lanzó al alhóndiga en 1993. Entre esas sorpresas está el realizado de que se pueden decretar ordenanzas y normas para controlar ciertos aspectos de la vida en la ciudad, y es curioso tan en SimCity 2000 hay una elección para decretar una prohibición de fumar en espacios públicos.

Detalles tan la arquitectura del alcalde —es decir, nuestro personaje— tambien aire llamativos porque este diseñador decidió construirla a distancia de la zona residencial y tambien rodearla de un pequeño parque “ahora que mi popularidad está alta”. Por supuesto esa evolución de la ciudad termina siendo espectacular, y podéis constatar cómo al fin del cinta esa ciudad crece para ocupar la otra orilla del río que la limitaba.

La apariencia en la que este diseñador aprovecha esas orillas para zonas comerciales o para construir museos y estadios de apariencia que esa aviso enriquezca a la ciudad es tambien llamativa, y a lo largo de íntegramente el cinta este avezado se exhibe sorprendido por cómo el “abuelo” de los juegos de simulación sigue manteniendo numerosos principios básicos del esquema verdadero de ciudades.

Por cierto: SimCity 2000 se puede lograr completamente gratis desde la web administrativo de Origin. Toda una joya que alguien puede gozar en su PC, de este modo que si queréis gozar del esquema de ciudades, esta es una excelente oportunidad.

En Xataka | Los mejores juegos del siglo XX

También te recomendamos

La tecnología Nano Cell explicada paso a paso

Por qué en Alemania la gente sale de trabajar para ponerse a jugar a videojuegos en los que posee que trabajar

Vivir en el océano con vistas panorámicas en una esfera fabricada por impresoras 3D: de este modo se plantea Ocean Spiral


La noticia SimCity es entretenido y sorprendentemente real: de este modo lo explica una andoba que diseña ciudades de verdad fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Agrega tu comentario