Regalaron a un hospital válvulas respiratorias impresas en 3D: la empresa que las vende por 10.000 euros en este momento busca demandarlos

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Regalaron a un hospital válvulas respiratorias impresas en 3D: la empresa que las vende por 10.000 euros en este momento busca demandarlos

A fines de la semana pasada en el hospital de Chiari en Brescia (Italia) la tecnología y la impresión 3D demostraron su utilidad en posiciones críticas. Ante la privación de suficientes válvulas respiratorias por el brote del COVID-19, unos italianos decidieron hacer copias en 3D para realizar frente a la demanda del hospital. Ahora, la empresa que originalmente las vendía por unos 10.000 euros cada uno, busca demandar a esos que las imprimieron en 3D y las ofrecieron gratis al hospital.

La noticia carente vacilación alegró a muchos, pese a que la historia por detrás no fue tan sencillo tan parece. Tal y tan explican en Business Insider Italia, a abatimiento de que la compañía de las válvulas era cosciente de que no podía suministrar la pieza al altitud de la reclamacion de los hospitales, se negó a suministrar el modelo 3D a otros para que la fabricasen. Incluso llegó a amenazarlos por infracción de patentes si decidían simpatizar adelante con la idea.

Válvulas respiratorias Massimo Temporelli y Cristian Faracassi con las válvulas respiratorias impresas en 3D.

Escoger entre salvar vidas o eludir una demanda

Pero Italia estaba en un estado crítico, con gente que se jugaba su vida por poseer o no poseer esa válvula. Ante tal posición Massimo Temporelli y Cristian Fracassi moldearon la pieza en 3 dimensiones desde cero y por recuento propia. A abrir de ahí comenzaron a editar la válvula respiratoria, 1º un lote de 10 y a posteriori cien más. Las ofrecieron gratis al hospital, el precio de fabricación es ínfimo (materiales, electricidad, amortización de la máquina y exiguo más). Funcionan y ya han resultado utilizadas por diversos pacientes.

Según ha compartido Cristian Fracassi, en este momento se halla en un dilema. Es consciente de que su válvula impresa en 3D no es de la semejante noble que la genuino y que probablemente no se pueda reutilizar acierto tan la genuina. Sin embargo, cree que aún de este modo está salvando vidas en una posición adonde estas válvulas aire necesarias con urgencia. El dilema se presenta en que no puede flanquear el modelo 3D que ha realizado de la válvula con otros centros que tengan impresoras 3D y hospitales, ya que de hacerlo se confronta a una reclamacion por aviso de la empresa de la válvula original.

Massimo Temporelli y Cristian Faracassi con las válvulas respiratorias impresas en 3D.

La propia ministra de Innovación Tecnológica y Digitalización de Italia felicitó a los 2 desarrolladores de las válvulas impresas en 3D, inconveniente eso no parece harto para frenar a la empresa de la válvula genuino en sus pretensiones de demandar a Massimo y Cristian por su copia en 3D. ¿Razón? Tienen la patente del movimiento de la válvula respiratoria y por lo acierto riel holgazán para venderlas a ausencia carencia que unos 10.000 euros cada una de ellas. Duele mas que alguien las fabrique por 1 euro (aproximadamente) y regale que ser la empresa que se niega a salvar vidas por no perder su negocio.

Ahora semejante Italia se confronta a una posición en la que el COVID-19 ya ha infectado a mas de 31.500 personas, 2.503 muertos y casi 3.000 personas recuperadas. el país entero está en aislamiento total desde el 10 de marzo. Es el 2º país adonde mas mella ha realizado el coronavirus posteriormente de China, origen y foco principal del coronavirus.

Más info | Cristian Fracassi

Disney+ rebajado de 69,99 euros a 59,99 euros a lo largo de un año: concurso limitada inclusive el 23 de marzo

Disney+ rebajado de 69,99 euros a 59,99 euros a lo largo de un año: concurso limitada inclusive el 23 de marzo


La noticia Regalaron a un hospital válvulas respiratorias impresas en 3D: la empresa que las vende por 10.000 euros en este momento busca demandarlos fue publicada originalmente en Xataka por Cristian Rus .

Agrega tu comentario