¿Realmente hay alguna motivo por la que existan altavoces de 70.000 euros?

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Beo3

Ayer pudimos asistir a la aparición de los Bang & Olufsen BeoLab 90, los mas recientes altavoces de grado adhesión de este fabricante que ha seleccionado ese nombradía con mucha intención: la firma danesa cumple en este momento su 90 aniversario, y lo festeja con un producto en el que regresa a demostrar su particular visión por esa combinación de esquema y tecnología.

Durante la aparición en las impresionantes instalaciones de Global TV en Madrid pudimos conocer algunas de las claves de un producto que ha resultado cuidado al máximo acierto en su esquema tan en su construcción, y tambien plantearnos tras esa aparición qué es lo que hará que un par de altavoces cuesten los 69.990 euros que cuestan la pareja de BeoLab 90 ¿Quién pagaría ese precio por unos altavoces, y por qué?.


El diseño, 1º factor a poseer en cuenta

Lógicamente en el acierto 1 se halla con un producto de estas propiedades y a este precio espera que en él se conjugue lo mejor de lo mejor, y los responsables de Bang & Olufsen nos quisieron precisamente resaltar cómo en ese proceso de ampliación han invertido muchísimos favor y talento. Los BeoLab 90 comenzaron a fraguarse hará poco mas de 4 años, inconveniente ha resultado en los últimos 2 años y provecho en el acierto el producto ha entrado en un veraz ciclo de apasionada evolución en el que para comenzar hubo una complejísima labor de diseño.

Gina

El esquema lo realizan firmas externas que trataron de ganar el sorteo para ese diseño, y el resultado fue esa especial estructura que tan nos contaron posee influencias arquitectónicas de íntegramente tipo, inconveniente tambien algunas singularmente curiosas, tan es el asunto del BMW Gina, un prototipo de este fabricante de coches que curiosamente está recubierto por una tela y que hizo que casi se llegara a adoptar tambien ese nombradía para el mas reciente producto de Bang&Olufsen.

Entre ellas, las de los paraboloides hiperbólicos que acierto utilizó Frei Otto y que tambien han resultado aprovechados por otros arquitectos y diseñadores desde hará décadas. Los materiales tambien eran cruciales en ese diseño: la estructura principal es un gran bloque de aluminio de 65 kg que recuento con 3 cuerpos separados por singulares coronas de aluminio de diferente grosor, mientras que las telas que cubren el esquema con esas formas tan singulares se caracterizan por su transparencia acústica. La principios está cubierta de madera de roble, y acierto en ese terminado tan en el de las telas habrá en el futuro otros diseños.

Un esquema supeditado a unas prestaciones

En el adulterado Bang & Olufsen había entregado mas libertad a los diseñadores a la hora de brindar sus ideas en en qué grado a formato, inconveniente esta ocasión los ingenieros de Bang & Olufsen tenían demasiado Claro® lo que querían en en qué grado a noble y prestaciones de los altavoces, y por eso les dejaron Claro® que ese esquema debía rondar condicionado a ciertos requisitos funcionales.

Prestaciones Este era el concepto básico e inicial encima el que debía desarrollarse el esquema de los altavoces BeoLab 90.

Es lo que tambien nos explicaban los responsables de B&O, que nos adelantaban algunas de las prestaciones de estos altavoces, que cuentan con 18 conos ScanSpeak (1 de 13 pulgadas, 3 de 10, 7 de 4,5 y 7 de 1 pulgada), doble DSP, 4 x 1.000 vatios para los woofers y otros 14 x 300 vatios que hacen un total de 8.200 W que en materialidad en ciertos momentos puntuales (milisegundos) pueden acudir a 9.000 W.

En el altavoz, nos contaban además, hay tecnologías patentadas por Bang&Olufsen que le dan ese plus adicional en el ámbito funcional. El 1º es Beam Width Control (control de dispersión de sonido), que posibilita decretar que ese haz de audio sea estrecho (ideal para una persona), ancho (para familias en el salón) u omni (para en el acierto por arquetipo damos una fiesta en toda la casa).

Grabac

El 2º es el Beam Direction Control, que posibilita controlar la administración hacia la que pasivo rondar enfocado el sonido, poco que posibilita que tambien logremos dirigir el audio al incomunicación adecuado para el oyente. Por último, el Active Room Compensation transforma nuestro salón en una especie de estudio de grabación y trata de acaparar el objetivo último de unos altavoces de grado alta: que estos sean tan perfectos que nuestra sensación al abotonar los ojos sea la de que estamos directamente ante una actuación en directo.

El ingrediente final: estos altavoces se controlan con una aplicaciones móvil

Uno de los apartados adicionales mas interesantes es el que posibilita compaginar estos altavoces -que tambien aire inalámbricos- con una aplicación amovible desarrollada por Bang & Olufsen y que posibilita controlar todos los parámetros disponibles de apariencia veloz y directa. La ecualización, por ejemplo, recuento con ecualizadores de +- 6 decibelios para controlar los tonos inclusive el mínimo detalle.

Beo1

Es precisamente 1 de los puntos de interés de unos dispositivos en los que de mas reciente Bang & Olufsen exhibe esa pericia en la conjunción de esquema y tecnología que puede ser muy atractiva para los compradores que valoren todos aquellos parámetros, encima íntegramente los que afectan a ese atención de administración del sonoridad o a la selección del persona de compensación acciona de la sala.

La aplicación amovible es únicamente aviso de esa oferta, ya que en Bang&Olufsen sostienen constantes actualizaciones del software interno de los altavoces para brindar mas recientes prestaciones en el futuro y tambien para optimizar las ya existentes, logrando de este modo que el producto se convierta en lo que ellos califican tan los primeros altavoces inteligentes del mercado.

¿Todo esto vale 70.000 euros?

Todos los procesos implicados en el ampliación y producción de estos altavoces nos hablan de un producto verdaderamente cuidado, inconveniente ¿realmente se puede apreciar ese valor indicado por su elevado precio? Aquí entran en juego numerosos factores, y entre ellos está precisamente el del sector al que está destinada la pareja de altavoces de Bang & Olufsen.

Beo8

Los responsables de la botana dejaban Claro® que estos altavoces pueden competir con fabricantes de dispositivos de adhesión fidelidad tradicionales tan Bowers & Wilkins, Focal, Wilson Audio y otros numerosos que inclusive en este momento marcaban la pauta en este mercado.

Aquí evidentemente es adonde entran en juego los matices y los detalles, y adonde el usuario pasivo valorar si esa noble de sonoridad merece acierto la pena tan para invertir esa fortuna en unos altavoces. Los responsables de Bang & Olufsen mostraron la aptitud de estos altavoces con una demostración de unos cuantos minutos en las que cada 1 de los concursantes pudimos inclusive oír a lo largo de unos momentos el sonoridad en el llamado acierto dulce, inconveniente para los no educados en el tema -y es mi caso- es dificultoso apreciar las diferencias.

Por supuesto para otros numerosos puede haberlas y es lo que motiva la existencia de ese segmento de soluciones para audiófilos que poseen un precio anormalmente grande para lo que maneja la inmensa gran mayoría de usuarios inconveniente que para estos usuarios posee sentido. Y aquí es adonde aquellos usuarios pueden apreciar aquellos matices que una botana u otra y un modelo u distinto claramente poseen ese valor.

Beolab1

Es lo que nos comentaban avezados que asistieron a esta aparición y que dejaban Claro® que estos altavoces tienen un afluencia Claro® pese a que no sea el puramente audiófilo: aquí entran en juego otros parámetros tan ese esquema y esas prestaciones adicionales en ese mas reciente sector de altavoces “conectados” o “inteligentes”, mientras que es posible que quienes se centran puramente en el audio tal vez sigan buscando soluciones de otros fabricantes.

Sobre íntegramente porque los altavoces de Bang & Olufsen integran todos los elementos necesarios para comenzar a gozar de la pericia desde el 1º momento. En numerosos casos los usuarios mas puristas prefieren detallar con elementos diferenciados e independientes que separen ciertas cometidos del altavoz. Por ejemplo, el de las etapas de validación que tambien aire elementos que suelen poseer precios sorprendentes para los que tan yo de ningún modo habían contemplado la relevancia de un componente tan este en la pericia auditiva completa.

Así pues, la observación es la que podríais imaginar: por supuesto que hay una motivo para que alguien pague 70.000 euros por estos altavoces. También la hay para adquirír coches de 300.000 euros o cualquier distinto objeto que a esas personas les aportan poco diferencial que no pueden proporcionar otros artículos de gamas “normales”. Que nosotros no podamos apreciar aquellos matices -o no los valoremos los suficiente- no importa demasiado, y ahí es adonde creadores tan Bang & Olufsen marcan la diferencia: ofreciendo lo que unos cuantos que sí pueden desembolsar por eso sí aprecian aquellos matices.

En Xataka | Estas aire las motivos por las que los vinilos han regresado dispuestos a quedarse

También te recomendamos

Bang & Olufsen BeoLab 18, cajas acústicas inalámbricas para HiFi y cine en casa: descomposición

SparkBlocks es el aparato modular de altavoces que suenan, recargan, iluminan y demasiado mas

Windows® 10 en tu obtener convertible: íntegramente lo que puede realizar por ti


La noticia ¿Realmente hay alguna motivo por la que existan altavoces de 70.000 euros? fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Agrega tu comentario