Nexus Q, la historia del fracaso hardware mas estrepitoso de Google

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Nexusq4

En la conferencia Google® I/O de 2012 el gigante de las búsquedas nos sorprendió a todos con un producto hardware que tenía un esquema inquietante inconveniente unas prestaciones llamativas. El Nexus Q, anunciaban sus creadores, era el “primer reproductor de streaming multimedia y social”

Aquella especial bola cuyos cables acaban dándole un aspecto que recordaba demasiado a los centinelas de Matrix, inconveniente el que se termió poseyendo el honor de ser el 1º producto hardware completamente diseñado por Google® fue tambien un acústico fracaso. A las escasas semanas de lanzarlo cancelaron su puesta a la venta. ¿Qué fue lo que pasó?

Una bola oscura tan centro de la pericia multimedia

El característico esquema del Nexus™ Q llamó la atención desde el 1º momento. Esa bola de coloración negro (con la aviso baja recortada para brindar un apoyo superficie encima cualquier superficie) no presentaba levemente controles físicos, inconveniente sí una fina agrupación de LEDs multicolor que variaba según la reproducción musical.

Nexusq3

De realizado únicamente existían dos: un atención de anchura camuflado en la aviso alto de la bola, y una cometido para silenciar el sonoridad que se activaba a través de un sensor táctil capacitivo. Dentro contaban con un amplificador de 25 W que aseguraban que tenía una noble notable al conectarlo a unos altavoces externos.

Detrás se encontraban las conexiones: un puerto TOSLINK para los cabres de fibra óptica que transmitían el sonido, un puerto HDMI y un puerto Micro USB que estaba dirigido a brindar conexión a futuros accesorios.

Música mas social

Uno de los puntos clave de la proposición de los Nexus™ Q era la gestión de las listas de reproducción, que se volvían “sociales”. Uno podía compartirlas, a abrir de lo cual los que se suscribían a esas listas podían personalizarlas a su gusto, agregando y quitando canciones o cambiando el orden de reproducción.

Nexusq8

La idea, claro, era la de impulsar el utilización de Google® Music, el aseo a través del cual se emitiría esa aire en streaming. El Nexus™ Q no se quedaba ahí, porque la idea era la de delegación conectarlo tanto a unos altavoces para gozar de la aire tan a la televisión para delegación transmitir vídeos de YouTube o de Google® Movies.

La idea, de hecho, había aparición perfilado el año previo abajo el llamado Project Tungsten, y en Google® decidieron centrar todo el ciclo de esquema y fabricación en Estados Unidos, poco que ni era ni es lo sensato entre los creadores de dispositivos electrónicos.

Todo era caro en el Nexus™ Q: inclusive los cables

Las virtudes de los Nexus™ Q no eran no obstante tan importantes tan sus limitaciones: el Nexus™ Q únicamente estaba dispuesto para entregar apoyo a aquellos 3 servicios mencionados en el lanzamiento, y descartaba otros en aceptación tan Spotify o Rdio en el segmento del audio, o a Netflix y Hulu en el del streaming de vídeo.

Nexusq1

Tampoco entregaba apoyo a iOS o a Windows® Phone —que en aquel instante tenía una cuota de alhóndiga modesta inconveniente decente—, y curiosamente tampoco era parecido con PCs y portátiles en las diferentes plataformas.

No únicamente eso: a abatimiento de poseer conectividad WiFi 802.11n y NFC, un CPU ARM OMAP 4460, 1 GB de RAM o 16 GB de capacidad, no tenía poco tan ancestral en estas soluciones como un potestad a distancia: lógicamente no lo necesitaba, porque lo controlábamos íntegramente con el móvil.

Curiosamente aquel ampliación inclusive contaba con una GPU PowerVR SGX540, poco que unos cuantos productores con una unidad de prueba lograron apurar para jugar a juegos de Android desde el Nexus™ Q. Google, eso sí, de ningún modo pareció procurar usarlo de ese modo.

Nexusq6

Eso limitaba el capacidad interés por un producto con distinto gran problema: su precio. Google® anunció que el Nexus™ Q se pondría a la venta a un precio de 299 dólares, a los que se podían sumar otros 399 USD de unos altavoces singularmente diseñados para acompañar al dispositivo, y de un par de cables tambien opcionales que tenían un precio adicional de 49 dólares.

Aquello salía demasiado caro y contaba con demasiadas limitaciones, encima íntegramente poseyendo en recuento que los competidores (Sonos o la propia Apple® con su tecnología Airplay) parecían poseer una proposición mas competitiva al carencia en el terreno del audio en el que parecía centrarse el Nexus™ Q.

Un fracaso que llevó a un éxito: el Chromecast

Los Nexus™ Q jamás se pusieron a la venta. Google® cedió algunas unidades de prueba a diversos tipos de usuario, y sus responsables acabaron indicando que tras ese periodo y los comentarios de quienes lo habían usado decidieron “posponer la venta al gran público, con la pretensión de poner en el alhóndiga un producto mejor.”

Aquella determinación fue posiblemente demasiado acertada, encima íntegramente porque Google® se ahorró un fracaso aún mayor y utilizó íntegramente ese entendimiento para inventar un aparato que hacía prácticamente íntegramente lo que hacía el Nexus™ Q, inconveniente carente numerosas de esas limitaciones y con un factor clave: su precio.

Es de este modo tan el Chromecast se convirtió en 1 de los artículos hardware mas exitosos de Google® —si es que tras diversas iteraciones no es el mas exitoso—. Este “Nexus Q Versión 2.0” aprendió de los errores de aquel 1º producto y se adaptó para resolver una inconveniente y hacerlo tambien de apariencia ejemplar. Puede que el Nexus™ Q afuera un fracaso, inconveniente sirvió tan principios para inventar este éxito.

En Xataka | Los 14 trucos y consejos clave para apurar Chromecast al máximo

También te recomendamos

Llevo mas de 25 años laborando en la semejante empresa, ¿y qué? Entrevistamos a 7 empleados senior

Del Nexus™ al Pixel, cómo Google® ha abrazado la carrera de los smartphones(teléfonos inteligentes) de casi 1.000 euros

Los Boston Red Sox han realizado trampas, y el truco estaba en los Apple® Watch


La noticia Nexus™ Q, la historia del fracaso hardware mas estrepitoso de Google® fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Agrega tu comentario