Los inconvenientes del esquema amovible del futuro: Pantallacentrismo e iconocentrismo

Autor: | Posteado en Aplicaciones Sin comentarios

datos-moviles

No es la primera ocasión que oigo a un encargado del esquema de  los móviles proclamar de que el elemento que vertebrará el aspecto en nuestros años no serán acierto los materiales o el dimensión destino la forma de relacionarnos con ellos. “Será el software y no acierto el hardware”, me comentaba Rikke Gertsen, directora de arte de Sony® Mobile, en una conversación en la pasada IFA de Berlín cuándo le pregunté cómo serían los móviles en 5 o 6 años.

Gertsen, una danesa apasionada de los maridajes entre tecnología y moda, me contó que lo que veamos en la display y cómo lo veamos. “No constantemente es el hardware lo que motiva la determinación de compra”, me recordaba. “Y esa tendencia va a ir a mas con interfaces mas humanas”.

El esquema tampoco ha evolucionado tanto

OnePlus-2-capturas-de-pantalla

Este lunes me encontré en Wired con una larga entrevista a Matías Duarte, vicepresidente de esquema de Google. “Hay un riesgo verdadero de estancamiento”, avisa Duarte, quien además apuesta por realizar “interfaces mas humanas”. Si 1 se para a deducir el axioma básico de la industria del teléfono amovible no ha diverso un ápice en los últimos 8 años de la semejante forma que llevamos abrochando los botones de la camisa de la semejante forma desde hará décadas: el directivo hará alusión al lanzamiento del iPhone en 2008. La fórmula ha resultado la semejante desde entonces: un teléfono con una display táctil y filas de App con iconos rectangulares o circulares en el mejor de los casos.

Este diagnóstico es aplicable a los smartwatches. Quizás Apple® y Samsung® en su intento por integrar controles analógicos -la corona y el bisel giratorio, respectivamente- para acercar estos dispositivos al aparato ancestral de horómetro han logrado plantear un aparato distinto de interactuar con nuestras pantallas.

Si 1 se para a deducir el axioma básico de la industria del teléfono amovible no ha diverso un ápice en los últimos 8 años de la semejante forma que llevamos abrochando los botones de la camisa de la semejante forma desde hará décadas: el directivo hará alusión al lanzamiento del iPhone en 2008.

Gertsen además me advirtió encima la dificultad que entraña evaluar el software y el hardware y las convenciones del esquema amovible en estos mas recientes dispositivos: “Hay que poseer en recuento que el cliente se ha habituado a aprovechar displays de unas 5 “ en los móviles. El esquema es aún mas vital en los wearables poseyendo en recuento que hay que encajar una display cómoda de aprovechar y elementos tan una antena”.

Un carrera abajo el semejante patrón de esquema con las interfaces móviles

iphone6-vs-htcone-galaxys3

Esto pone de manifiesto el ‘pantalla centrismo’ de la tecnología. A abatimiento de los intentos por integrar el utilización de la voz y los gestos, la display y lo táctil sigue condicionando el esquema de toda la tecnología. Duarte resume demasiado don la situación: Apple® puso en juego (que no inventó) el iPhone y el iPad -un esquema que tal vez podía no triunfar- y a posteriori el resto han imitado su idea en busca de un éxito similar.

Sin embargo, el gremio se lanzó a una carrera un acierto loca en el que, a abatimiento de usar mas recientes materiales, realizar telefonos mas finos, mas grandes, no se cambió la actual concepción del esquema de nuestros terminales.

Sin embargo, el gremio se lanzó a una carrera un acierto loca en el que, a abatimiento de usar mas recientes materiales, realizar telefonos mas finos, mas grandes, no se cambió la actual concepción del esquema de nuestros terminales. Acaso displays curvas y flexibles pueden ser el principio de una mas reciente generación. “Los telefonos han mostrado su edad inclusive tal acierto que la gente se está lanzando a por un modelo diferente”, sostiene Duarte.

samsung-gear-s2-mini

Sin embargo, Duarte tampoco parece poseer una observación nitida hacia adonde se puede encaminar íntegramente esto. Habla de Material Design y de cómo esto sirvió para poner orden en el aspecto caótico de Android. Ahora trabaja en Android-OS Wear, inconveniente defiende que en “Google constantemente ha habido talento en el campo del diseño”, eso sí, admite que la organización no era la mejor. A abatimiento de íntegramente esto, argot de cambios sutiles “no cambios sustanciales”. “Cuando hablamos de esta industria, móviles, tabletas, App es una industria demasiado joven”.

Primero extenderse, a posteriori mejorar. El software y la rebelión industrial

Material-Design

Lo compara con la rebelión industrial. Lo 1º “quizás no fue lo mejor diseñado”. En el aspecto del software ocurre lo mismo: las últimas 2 décadas han estado dedicadas a la democratización. A realizar programas capaces de acudir a íntegramente el mundo. Ciertamente, ahí reside 1 de los grandes éxitos de Android. Imagina lo pobre que sería el ecosistema de apps si cada fabricante hubiese producido su plataforma y los productores hubiesen tenido que adaptarse a todos y cada 1 de ellos. Simplemente, unos cuantos hubiesen desechado entrar al circo de los smartphones.

El diseño, carente embargo, no es poco que surja de la noche a la mañana. Los conceptos de estética, emoción y factores sociales e históricos vienen de cientos, miles de años atrás.

El diseño, carente embargo, no es poco que surja de la noche a la mañana. Los conceptos de estética, emoción y factores sociales e históricos vienen de cientos, miles de años atrás. Que le pregunten a Philipe Starck. Ahora empieza a brotar en el software, posteriormente de que en el hardware haiga resultado complicada.

ubuntuiconos.png

Si el hardware proviene marcado por el ‘pantalla centrismo’, el software a aniversario de actualidad padece distinto ‘mal’ endémico: el ‘icono centrismo’. Eso condiciona todo. Podemos visualizar cómo otros -Firefox, Cyanogen,…- que han intentado proponer opciones no han logrado meter conceptos verdaderamente diferentes. Incluso, Samsung® que recuento con cientos de patentes, ideó una interfaz holográfica. Eso sí, con iconos holográficos.

Dispositivos que escuchan: interfaces contextuales

sony-smarwatch-03

Duarte hará alusión a los ordenadores y cómo las interfaces siguen siendo esclavos del ratón y del teclado. Preguntado por los planes de Google, Duarte da la callada por respuesta. Solo da su brazo a torcer en el punto se le cuestion si cambiará radicalmente lo que llevamos en el bolsillo: “espero que si”.

La interfaz contextual se apoya en todos los datos que rodean al aparato y que pueden extraerse y conocerse con potentes sensores. El atención dependería de la voz. Y de algún gesto. La display -y por ende, los iconos- quedan reducidos a pequeñas píldoras.

Quizás la solución a íntegramente esto se escondan los dispositivos que ‘escuchan’ que predicen las tendencias de firmas tan Fjord. Ahí está Android-OS Wear, que ha empezado con determinación a explotar lo que podríamos llamar ‘interfaz contextual’: apoyarse en todos los datos que rodean al aparato y que pueden extraerse y conocerse con potentes sensores. El atención dependería de la voz. Y de algún gesto. La display -y por ende, los iconos- quedan reducidos a pequeñas píldoras. “Si se apuesta por eso, acabará siendo rídiculo”, afirma Duarte encima la apuro de acarrear el modelo de las displays de los móviles a los relojes.

A abatimiento de eludir realizar predicciones, Duarte afirma que en 10 años espera que se haiga encontrado una opcion a poco que vino marcado por el 1º iPhone. “Estaría demasiado triste si fuese así”.

¿Qué se os ocurre? ¿Qué opciones quedan? ¿Cómo os imagináis la tecnología del futuro?

La llegada Los inconvenientes del esquema amovible del futuro: Pantallacentrismo e iconocentrismo surge 1º en El Androide Libre.


Agrega tu comentario