El gran falla del iPhone X fue prescindir del catedrático de huellas, te explicamos por qué

Autor: | Posteado en Aplicaciones Sin comentarios

El gran falla del iPhone X fue prescindir del catedrático de huellas, te explicamos por qué

Tras años de mantenerse en un semejante diseño, Apple® ha optado apostar al máximo en un diseño a la altura de sus rivales, con ciertos cambios que han resultado un exiguo polémicos. Ya no hay catedrático de huellas, y el aparato de reconocimiento facial es el único guardián de los datos.

Si, actualidad hablaremos encima el mas reciente iPhone, inconveniente no es más que una excusa para proclamar de un tema más primordial que si nos atañe a todos. Hablamos de la biometría, una tecnología que en escasos años ha adulterado de ser ciencia ficción a hallarse en prácticamente cada móvil del mercado.

¿Qué es la biometría?

Vamos a explicar de apariencia demasiado sencillo qué es exactamente la biometría, de apariencia introductoria y carente deducir en numerosos detalles técnicos.

Lector de huellas por ultrasonido

Para entrar a nuestras cuentas de Google, Microsoft o cualquier aseoacostumbra ser necesaria una contraseña. Esa contraseña es la puerta de entrada que elude que cualquier andoba acceda a nuestra cuenta, y por ende a nuestros datos. La contraseña es un método relativamente fiable que también nos es de utilidad para entrar de apariencia segura a nuestro ordenador, alambrada WiFi o cualquier distinto aparato informático.

La biometría surge tan una versión avanzada de las contraseñas. Gracias a los avances de la tecnología, aparecen sensores que aire capaces de codificar nuestros rasgos físicos, creando con ellos una contraseña, de tal apariencia que nuestro dedo, iris o nuestra propia cara funcionen tan contraseña.

Móviles que leen la mano: el futuro de la seguridad biométrica

Cualquier aparato que convierta cualquier rasgo físico en una contraseña, es un rasgo biométrico. Los que conocemos de los teléfonos móviles aire unos cuantos de los mejores ejemplos, inconveniente existen numerosos más sistemas que pueden galantear para identificarnos, inconveniente que aún no aire lo suficientemente sofisticados tan para que puedan integrarse en un móvil. El acreditado Face ID de Apple® es un arquetipo de que el reconocimiento facial que lleva en Android-OS con nosotros desde 2011 no era lo suficientemente sofisticado.

¿Es verdaderamente más segura la biometría?

Constantemente me lo preguntan. ¿Pero eso de la huella dactilar es verdaderamente seguro? Mi respuestaacostumbra ser un si rotundo. Pero no nos quedemos en lo superficial. Entremos en materia.

El catedrático de huellas ultrasónico del Xiaomi Mi 5s

Pensemos en ese móvil que lee nuestro dedo. En el 1º instante que registramos nuestra huella, el aparato asoció los patrones de nuestra huella digital a una contraseña que sería una secuencia concreta, que únicamente coincidirá con ese dedo.

Al rondar codificada de apariencia inequívoca, significa que la única apariencia de entrar será a través de ese dedo, quedando nuestra contraseña tan método de seguridad complementario.

Android Pay añade las tarjetas de American Express en España

Cuando hablamos de los hurtos de contraseñas, numerosas personas piensan en hackers que utilizan sus poderes de hacker para hurtar nuestra contraseña. En la vida verdadero noacostumbra ser así.

La ingeniería social es un método para hurtar contraseñas. Si miras cualquier web en la que analicen las contraseñas más comunes, te darás recuento que para el ser conciliador es demasiado complicado almacenar contraseñas, por lo que al fin termina llevándolo a la mínima expresión, contraseñas tan comunes que hacen que sean fáciles de robar.

El eslabón más débil en la seguridad informática es el ser humano.

Otro método arreglado común para hurtar una contraseña es mirar a quien la escribe, qué es lo que escribe. Por ese alegato los lectores de tarjetas de crédito poseen aquellos laterales que eviten que otras personas conozcan nuestro número secreto.

La biometría solventa estos 2 problemas, ya que nuestros rasgos físicos los vamos a acarrear constantemente con nosotros, y tampoco darán pistas a terceras personas encima cual es la contraseña asociada a nuestro dedo. Es demasiado complicada para que un conciliador la pueda averiguar.

El iPhone X y su Face ID han resultado hackeados. ¿Realmente importa?

Durante la presentación del mas reciente iPhone, Apple® presumió de su futurista aparato de reconocimiento facial, popular tan Face ID. Gracias a su CPU y múltiples sensores, la opción de que diese un falso bueno (y con ello, llegada al sistema) era demasiado carencia posible que los sistemas de huellas dactilares.

No vamos a entrar a debate encima si verdaderamente es así o no. Ya hay múltiples vídeos en el que comprueban que adagio aparato es verdaderamente sofisticado, pese a que parece ser que ya han encontrado “una apariencia de saltárselo”.

¿Es tan permanente Face ID?

Tal y tan leemos en Omicrono, el método no es sencillo. Necesitas escanear el rostro de la andoba en concreto e editar un molde en 3D, para así delegación “burlar al sistema”.

No obstante, esto demuestra que el reconocimiento es lo suficientemente permanente para encomendar en él, ya que la opción de que quien nos robe el móvil además haga un escaneo en 3D de nuestra cara resulta surrealista. También existen sistemas de moldes para robarnos la huella dactilar, ojo.

Ver vídeo

Si que es más permanente que el catedrático de huellas, inconveniente Apple® ha empresa un débil error

Entonces, si es tan seguro, ¿por qué ha errado Apple® al reemplazar su ya popular Touch ID por Face ID? Pues efectivamente en eso, en realizar una sustitución de tecnología.

En biometría, una única clave se antoja tan insuficiente, siendo indispensable 1 o unos cuantos métodos de respaldo. Hasta la fecha, el aparato de respaldo universal han resultado las contraseñas, pines o patrones de liberación si hablamos de Android.

Volvamos a las bases de la biometría. Como ya hemos comentado, la contraseña de cualquier rasgo nuestro es inequívoca, de apariencia que si alguien puede lograr (sea de la apariencia que sea) 1 de nuestros rasgos, el aparato de seguridad no es más que una puerta abierta.

¿Recordáis esas películas de espías adonde para entrar al cuartel recurren al escaneo de la don completa, iris e inclusive voz? No es una exageración de Hollywood, destino una materialidad de la biometría que multiplica la seguridad de llegada al máximo nivel.

No todas las App poseen la semejante apuro de seguridad

Siguiendo ese semejante arquetipo de las pelis de espías, pasemos a nuestro móvil. ¿Realmente todas nuestras App precisan el semejante grado de seguridad?

Efectivamente, no. Para algunos, el enviado electrónico adjunta información confidencial a la que nadie debería poseer acceso, o cualquier aplicación de mensajería. Las App que poseen llegada a nuestro dinero requieren un mas grande llegada que Twitter o Instagram.

Aquí es adonde Apple ha perdido la ocasión de ser verdaderamente revolucionaria. Muchos análisis coinciden en la imperfección de Face ID para ciertos casos de uso, tan liberar el móvil en el punto no lo estamos mirando directamente (tenerlo en la mesa) o inclusive en el punto el móvil está en horizontal.

Son pequeños detalles que rompen la pericia de uso, los cuales según el persona de cliente podrían ser inadmisibles. No es indispensable seleccionar “pues este método es mejor que este”, destino inventar un aparato en el que juntos mejoren la experiencia.

Un aparato que aproveche unos cuantos elementos biométricos si habría resultado revolucionario.

Un arquetipo estaría en el delegación liberar el catedrático de huellas para aprovechar el móvil, inconveniente que las App críticas no se puedan abrir inclusive que el aparato haiga reconocido nuestro rostro, una ocasión perdida por una Apple® que ha querido resaltar desde el conflicto, a costa de sacrificar una mejor pericia de utilización (seguramente causada porque los lectores de huellas abajo la pantalla no funcionan del íntegramente don aún.

No sigáis el arquetipo de Apple, en serio

Es imposible engañar al Samsung® Galaxy™ Note 8 con una foto y el iris

Siendo sinceros, Face ID me parece una digna evolución del reconocimiento facial que llevamos utilizando en Android-OS desde 2011 (estrenado por el Samsung® Galaxy™ Nexus). Hace unos meses inclusive Samsung® se atrevió a perfeccionarlo en el Note 8, y de permanente el año que proviene veamos tan numerosas compañías sigan el arquetipo de Apple.

Realmente es poco que me preocupa, y no deseo que las compañías copien a Apple® por el sencillo realizado de copiar. Quizás Samsung® en este aspecto haiga resultado demasiado más sensata, ya que a abatimiento de íntegramente lo que confiaban en su escáner de Iris y después en el reconocimiento facial, no han renunciado al catedrático de huellas (al margen de la mala ubicación que le han dado).

A altitud de seguridad, 2018 se antoja un año en el que cualquier fabricante podría acudir a desmarcarse si conocen jugar sus cartas. La alianza de Qualcomm con Vivo, Oppo y Xiaomi permanente que nos deja algún persona de sorpresa, inconveniente esperemos que no se flipen acierto tan ha realizado Apple, al renunciar a la opción de ser verdaderamente innovadora.

La llegada El gran falla del iPhone X fue prescindir del catedrático de huellas, te explicamos por qué surge 1º en El Androide Libre.

Agrega tu comentario