Cuando Google® Maps no viene a todas partes

Autor: | Posteado en Aplicaciones Sin comentarios

missing-maps-project

Si no está en Google, es que no existe. Eso dicen algunos. Una normativa de cuño célebre que en los últimos tiempos parece haberse extendido al aseo de mapas del buscador mas usado del planeta. Por demasiado que en ocasiones lo pueda parece, el planeta no está concentrado en Google® Maps. Ciudades tan Nueva York o Londres, reconocimiento al zoom y a Street View, pueden ser escrutadas por los internautas inclusive conocer detalles tan ínfimos y minúsculos tan las rejillas de ventilación de una torre de oficinas.

Redescubriendo el planeta con Missing Maps Project

antes-despues

Sin embargo, en otras regiones del planeta, tan países de Oriente Medio, Asia o África es imposible visualizar detalles mas allí de un puñado de caminos y carreteras. Ahí es adonde quiere instalarse el bautizado tan Missing Maps Project, que nace para cubrir esa carencia. Se trata de una iniciativa que ha ido reclutando exiguo a exiguo un ejército de voluntarios con los que ir estudiando fotografías tomadas por satélite de vastas extensiones de tierra no registradas por otras plataformas de mapas, ayudando a fabricar de este modo mapas tan detallados que permitan conocer cuántas casas hay en los bordes de los senderos o en un pueblo que está en mitad del bosque.

“Me gustan los mapas y pretendia realizar poco por el don común”. Esas palabras aire de Grant Swanpoel. Diseñador de software para un banco británico de día, gasta alguna de sus tardes y sus noches en las instalaciones de una universidad londinense.

Revisión de los cambios

Cuando es entrevistado por un periodista de la agencia Reuters, trata de dilucidar si ese manchón de píxeles que surge en una toma aérea de Sudán del Sur es una una roca. Consulta con sus compañeros de ‘Mapathon‘ y resuelven que se trata de una vivienda y lo marcan tan tal.

Un 2º voluntario aparte de Grant ojea su labor y valida los cambios. Cuando es posible, se envían los avances a voluntarios locales para que encima el terreno corroboren los datos en asunto de que aún queden dudas.  Aunque parezca que íntegramente trabaja perfectamente, faltan manos. Y sobretodo, ojos.

Missing Maps Projects: 3,5 millones de puntos descubiertos

antes-despues

Unas escasas decenas de personas se citan mes a mes en la capitalidad londinense. Gastan 3 horas entre ‘zooms’, clicks y etiquetas previamente de abotonar cada turno de labor con una ronda en el pub. Otros, los desarrolladores de los mapas remotos y los voluntarios, apoyan en otras partes del mundo. Las contribuciones reunidas se añaden a ‘Open Street Maps’, la Wikipedia de los mapas, que brindan datos abiertos.

Los guarismos logrados inclusive el momento, aire impresionantes. Y es que sus responsables aseguran que 3,5 millones de lugares que no aparecían en los mapas han resultado descubiertas por los voluntarios de los que 1,5 millones ya han resultado comprobadas encima el terreno. No únicamente sirve para redescubrir zonas de Sudán o Kivu, destino que en catástrofes naturales como las del terremoto de Nepal, numerosos rastreadores colaboraron identificando zonas adonde los helicópteros podían aterrizar.

La llegada Cuando Google® Maps no viene a todas partes surge 1º en El Androide Libre.


Agrega tu comentario